Cuestionar más las cosas, hacerse más las preguntas correctas.

La filosofía es el análisis de lo que es obvio, al parecer, de lo que tienes en frente, del camino a seguir. De romper los moldes de aquellos que te dijeron que tenías que seguir, o primero, cuestionártelos, luego rómpelos si quieres. De fabricar sobre algo que no funciona, y hacerte la pregunta que se dice que no hay que hacer.

El ejercicio de la reflexión es más atractivo que cualquier otra cosa en un ser humano.

Pienso que la vida son más preguntas y menos certezas.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.